HISTORIA E CIENCIAS SOCIAIS

2 dic. 2011

Polémica Christa Wolf


La autora estuvo relacionada con el aparato de la RDA y fue informante de la STASI
P. C. MADRID 02/12/2011
A escritora nun acto político no 1978
La escritora alemana Christa Wolf vivió siempre bajo la sombra de la polémica. Nacida en Ihlenfeld en 1929, durante los años duros de la República Democrática Alemana (RDA) la Alemania del Este estuvo relacionada con el aparato del gobierno y fue informante de la policía política del país, según admitió ella misma en los años noventa. Sin embargo, eso no fue óbice para convertirse en una de las mejores escritoras de su generación, como la reconoció su compatriota Gunter Grass. Ayer, la escritora falleció en Berlín a los 82 años.
Muy comprometida políticamente, Wolf fue también una activista contra el régimen nazi, como retrató en su libro Muestra de la infancia, en la que recordaba la vida de una mujer que de niña vivió el nacionalsocialismo, la guerra y la deportación. Su obra, además, está plagada de reflexiones sobre la división de Alemania, como prueba su primera novela, publicada en 1962, El cielo dividido, que fue llevada al cine. También abordó la temática feminista en novelas como Casandra y Medea.
En el este y el oeste
Durante décadas, fue militante del Partido del Socialismo Unificado, aunque no siempre estuvo de acuerdo con las decisiones políticas tomadas en la RDA. De hecho, se unió a las protestas de otros intelectuales en contra de la expulsión de la Alemania del Este del cantante y poeta Wolf Biermann. En 1993 acabaría ella misma marchándose a California, después de que estallase un agrio debate en relación al espionaje que realizó para la Stasi.
Su última novela, que en enero publicará Alianza en España, fue Ciudad de los ángeles (Stadt der Engel), en la que, precisamente, narra la historia de los intelectuales alemanes que tuvieron que exiliarse durante el régimen nazi. Como ayer recordó Klaus Stäck, presidente de la Academia de las Artes de Berlín, "casi ninguna otra autora del último siglo puede reclamar haber sido una instancia moral para los lectores de la RDA y para muchos en occidente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario